Gestando hijos... y padres

¡Hola a todos! Hemos dado muchas vueltas a cuál debería ser nuestro primer post. Queríamos que fuera especial, que nos definiera. Y nos gustaría empezar evocando un recuerdo, con el que seguramente  muchos os sentiréis identificados…

Llevaba 5 días de atraso. Siempre había sido bastante regular, pero también había tenido algún que otro desajuste en mi ciclo.

Sería el cansancio, el trabajo… pero aquella mañana de repente sentí que algo era diferente. Ni siquiera pude esperar a la tarde para hacer la prueba en casa junto a mi esposo. Me encaminé a la farmacia que había enfrente del trabajo y compré el test. Sin decir nada a nadie me metí en el baño, seguí las instrucciones y esperé.

Una rayita comenzó a verse claramente… parecía que efectivamente iba a ser un atraso. Volví a mirar, y me percaté de que lentamente se iba dibujando una segunda rayita. Tardó varios segundos, pero ahí estaba, sin lugar a dudas.

En aquel momento, sentada en la taza del váter, el tiempo se detuvo. Sentí una ola de desconcierto, alegría y emoción. Mi primera reacción fue acariciar mi abdomen y maravillarme con la idea de una vida gestándose dentro de mí. Ser consciente de su presencia fue increíble.

Y de repente, un mundo hasta entonces ajeno se abrió delante de mí: el de la maternidad y la crianza…

Siempre digo que aquel día comenzaron a gestarse también unos padres.

gestar

No sé si a vosotros os pasó lo mismo, pero tuvieron que pasar varios días para hacernos realmente conscientes de lo que aquello significaba. Y entonces empezó la lluvia de preguntas, miedos, inquietudes, imágenes. Nos dimos cuenta de que en realidad no teníamos ni idea de nada. Nuestros recursos venían de lo que recordábamos de cuando éramos pequeños, o de nuestros primos o sobrinos a los que vimos siendo bebés, pero poco más.

En ese momento vivíamos en Chile, y yo soy española. Empecé a informarme de cómo era el tema de los partos en ese país, y lo que fui averiguando no me gustó nada. Eso, unido a la mala experiencia que tuve con el primer ginecólogo al que fui a ver, me decidieron a ser protagonista, a buscar lo que quería, a ser crítica, a cuestionar, a no conformarme con aquello que no me gustaba.

Empecé investigando sobre el parto (algún día os contaré esa historia) pero ya no pude parar. Luego fue la lactancia, la alimentación complementaria, el porteo, el sueño infantil… y así una larga lista.

Mi maternidad, la paternidad de mi esposo, eran y son nuestras. No podíamos dejarlas en manos de otros solo porque tienen un título de no-sé-qué, o simplemente porque así lo hace todo el mundo.

padres

Es cierto que cuando decides tomar parte activa (y cuando no también) te ves bombardeado por un montón de información, muchas veces contradictoria. Lo que te dice la pediatra, el ginecólogo, tu madre, tu suegra, tu cuñado, el anuncio de la tele, la revista de por aquí, el libro ese de por allá, el experto de esto, el artículo de lo otro…

Muchos padres se ven tan abrumados que deciden taparse los ojos y los oídos, y “ya iremos viendo”. Otros no sienten la necesidad de prepararse y creen que no es para tanto, o a veces simplemente se les echa el tiempo encima, y cuando se dan cuenta ya tienen al bebé en brazos… y de repente un montón de dudas.

A veces también nos pasa que tenemos muchas expectativas, muchas imágenes (idílicas o muy negativas), lo cual puede provocar decepción o frustración cuando resulta que no era lo que esperábamos.

La verdad, entiendo todas estas posturas. Pero entonces corremos el grave riesgo de tomar decisiones de  manera inconsciente, sin conocer las consecuencias y las alternativas, asumiendo posturas que quizás no nos convencen, pero “es que es lo que hay”.

Os animamos a no agobiaros, pero tampoco a desentenderos. En este post os damos algunas claves para una crianza consciente y empoderada.

Por esta razón surge este blog y este proyecto. Porque nadie nos enseña, porque solemos enfrentarnos a la crianza “de nuevas”, sin conocimientos ni argumentos, sin habernos parado bien a reflexionar qué queremos, con un montón de mitos y visiones anticuadas en la cabeza.

Aquí queremos compartir todo lo que hemos ido descubriendo, y crear un espacio al que podáis acudir cuando tengáis dudas, cuando necesitéis recursos, o simplemente cuando necesitéis desahogaros con alguien.

gestando

Cuando se gesta un hijo también se gestan unos padres. Nos vamos nutriendo poco a poco, vamos recibiendo estímulos del entorno, vamos seleccionando y desechando información. Con cada hijo, con cada nueva etapa, nos vamos enfrentando a nuevos retos, y debemos estar lo mejor preparados.

Debemos tomarnos muy en serio la crianza de nuestros hijos. Ellos serán la herencia, la huella que dejemos en este mundo. Igual que dedicamos varios años de nuestras vidas a estudiar una carrera o una profesión para estar bien preparados, es  muy necesario que también nos formemos para poder guiar a nuestros hijos lo mejor posible en su camino. No podemos ir dando palos de ciego. ¡Y aquí estamos para ayudarte!


¿Y tú? ¿Cómo has enfrentado tu ma/paternidad? ¿Qué es lo que más te preocupa? 

Si te ha gustado el post aquí tienes los botones para compartirlo. Y si no quieres perderte las novedades, regalos y ofertas especiales que ofrecemos… aprovecha y ¡¡SUSCRÍBETE AHORA!!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SUSCRÍBETE

No te pierdas las novedades, regalos y ofertas especiales para nuestros suscriptores

La responsable de esta web es María Bonilla, cuya finalidad es el envío de información y formación en crianza e infancia, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario. El destinatario de tus datos (la herramienta que usamos) es Mailchimp y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación o supresión de tus datos (ver la política de privacidad).

Deja un comentario

cinco × 2 =

También te puede interesar...

Experiencia y opinión
María Bonilla

Crianza consciente, crianza empoderada: 7 claves para lograrlo

Nos gusta la palabra «consciente» (por eso forma parte del nombre de nuestro blog). Y nos gusta porque creemos que es fundamental ser conscientes en la vida en general, y en la crianza en particular… Tener conciencia de algo nos lleva a actuar de un modo u otro

Leer Más >>