Porqué no debes darles frutos secos enteros a los niños

Cuando veo en el parque a niños corriendo, jugando, mientras llevan en la mano un puñado de cacahuetes, se me encoge el estómago.

Cada vez más madres y padres tienen conciencia sobre la importancia de una buena alimentación. Y los frutos secos todos sabemos que tienen propiedades maravillosas que los hacen una buenísima opción.

Mucho mejor comer un puñado de cacahuetes o almendras que una bolsa de gusanitos o unas galletas ultraprocesadas.

Sin embargo, muchos ma/padres desconocen el peligro que conllevan los frutos secos enteros.

Resulta que son la PRINCIPAL CAUSA DE MUERTE POR ATRAGANTAMIENTO en niños menores de 6 años. Aquí os dejo un estudio sobre el tema.

¿POR QUÉ SON TAN PELIGROSOS LOS FRUTOS SECOS?

Frutos secos como el cacahuete, la almendra, la avellana, el anacardo… tienen una forma perfecta para que se quede atascado en las vías respiratorias.

Pero no sólo eso. El fruto seco además tiende a hincharse con la humedad, aumentando su tamaño varias veces. Esto dificulta su expulsión.

Si un trocito llega por aspiración a los bronquios, éste comienza a hincharse, pudiendo formar un tapón que resulte fatal. Eso fue lo que le pasó al peque de 3 años de esta noticia. Gracias a Dios pudieron intervenirle a tiempo y salvarle la vida. Pero otros niños no corren la misma suerte.

¿QUÉ SE CONSIDERA FRUTO SECO?

Pipas de girasol, cacahuetes, almendras, nueces, anacardos, avellanas, nueces pecanas, pistachos…

También debemos tener mucho cuidado con el maíz tostado, las palomitas y cualquier alimento que tenga huesos pequeños en su interior: aceitunas, cerezas, uvas, dátiles… incluso el limón, la mandarina y la naranja (asegúrate bien de haber retirado todas las semillas antes de ofrecérselo a tu hij@).

¿HASTA QUÉ EDAD NO SE RECOMIENDA DAR FRUTOS SECOS?

La recomendación ha ido variando. Y no es la misma según la fuente que consultes. Cuando mi hija nació recuerdo que la recomendación más generalizada era no darlos antes de los tres años.

Sin embargo, basta con que se dé algún caso en alguna parte del mundo de un niño de más edad, para que nos replanteemos la recomendación.

Aquí en España, sin ir más lejos, se dio el caso de una niña de 5 años fallecida en Badajoz por comer frutos secos.

Actualmente la mayoría de expertos y asociaciones recomiendan no ofrecerlo antes de los 5 o 6 años. Aquí en este enlace podéis ver la recomendación de la Asociación Española de Pediatría, en su Guía sobre prevención de lesiones no intencionadas  (páginas 38, 50 y 52).

En esta foto, por ejemplo, podéis ver que en el mismo paquete (en este caso de almendras) se refleja la recomendación.

Y en esta foto tan impresionante podéis ver a qué nos referimos. Son los pulmones y la tráquea reales de un NIÑO DE 5 AÑOS que murió atragantado por un cacahuete en Estados Unidos y que se encuentra expuesto en un Hospital para generar conciencia

¿ENTONCES CÓMO SÍ PUEDO DARLE FRUTOS SECOS Y APROVECHAR SUS BENEFICIOS?

Los frutos secos son peligrosos en su formato duro, entero o en trozos. Pero hay otras maneras de darles frutos secos sin peligro:

  • En formato “mantequilla”: si tienes un buen procesador de alimentos basta con triturarlos durante un buen rato hasta que acaben convirtiéndose en una pasta untable. Los frutos secos son muy ricos en grasas y su aceite intrínseco ayuda a que logren ese efecto mantequilla.

Si quieres hacerlos tú misma o mismo, te recomiendo que los calientes un poquito en el horno ya que facilita su triturado.

Si no tienes procesador o tiempo para hacerlo, en el mercado cada vez hay más opciones de mantequillas de frutos secos saludables.

Recomendación: opta por frutos secos al natural o tostados. Sin sal, sin añadidos, que no estén fritos.

Usos: las mantequillas las puedes untar en pan, en fruta (por ejemplo, plátano con mantequilla de cacahuete), en tortitas o pancakes, como topping de postres, aliño de ensaladas o verduras, mezclada con avena cocida o con yogur, etc.

 

  • En formato harina: cuando trituras los frutos secos, antes de llegar a convertirse en crema o mantequilla, pasan por un estado granulado que podríamos comparar a la “harina”. (foto)

Esta harina es muy útil para hacer preparaciones como magdalenas, tortitas o creps. También la puedes espolvorear en cremas y sopas, ensaladas, pasta…

Es importante fijarse que no queden trozos grandes que sean peligrosos. Y tener en cuenta que si mezclamos esta harina con algún líquido (por ejemplo, con leche para hacer unas magdalenas), esos granitos se hincharán y alcanzarán su tamaño máximo, por así decirlo. Entonces pierden ese factor de peligro, que comentábamos antes.

Como puedes ver, no tenemos porqué renunciar a su consumo. Pero sí tener mucho cuidado con el formato en que lo presentamos a nuestros peques.

Es cierto que son muy cómodos para una merienda en el parque, porque sólo tenemos que llevar el paquete. Pero creo que los riesgos no merecen la pena.

DESCARGA GRATIS EN PDF "GUÍA PARA CRIAR HIJOS SANOS Y FELICES
EN 3 PASOS"

Deja un comentario

17 + 12 =

También te puede interesar...

Nutrición
María Bonilla

Baby Led Weaning: 15 ventajas que debes conocer

«Mi hijo no quiere comer nada sólido y menos aún probar cosas nuevas. Con suerte se come alguna galleta…». Situaciones como esta se repiten muy a menudo. Afortunadamente ha llegado el Baby Led Weaning para salvarnos de estas situaciones

Leer Más >>
Nutrición
María Bonilla

¿Qué es el Baby Led Weaning?

Mi madre siempre cuenta que cuando uno de mis hermanos era bebé estuvo muy preocupada un tiempo porque no quería comer. Cada vez que le acercaa la cuchara él giraba la cabeza se negaba a abrir la boca

Leer Más >>
1
Hola! ¿En qué puedo ayudarte?