BLW: Cómo y qué alimentos dar al principio

Muchas familias que ya se han decidido a aplicar el método BLW con su bebé se encuentran perdidas al principio. ¿Qué alimentos es mejor dar primero? ¿Cómo empiezo? ¿Con las comidas o con las cenas? ¿Cómo debo preparar los alimentos? ¿Y cómo los presento?

Son muchas dudas. Puede que algunas ya las tengas resueltas. En todo caso, en este artículo te traigo algunos consejos para empezar.

Alimentos desaconsejados

Lo primero que tenemos que tener clarísimo es cuáles son los alimentos desaconsejados, ya sea por su forma o por no ser aptos para bebés.

El BLW te permite introducir los alimentos en el orden que tu prefieras. No hay listas, ni meses a los que debas introducir ciertos alimentos. Ya se ha comprobado que esas famosas listas que muchos pediatras siguen repartiendo en sus consultas no tienen ningún tipo de sustento científico.

Sin embargo, sí que tenemos que tener clarísimo cuáles son los alimentos que NO podemos ofrecer a nuestros bebés, ya sea por su forma o por no ser aptos para ellos.

Si tu bebé está empezando debes ofrecerle alimentos blandos. La mejor forma de comprobar que sea la textura adecuada es comprobar que al aplastarlos contra el paladar, con la lengua, se deshacen sin problema.

Además, ten en cuenta que no puedes ofrecer : los frutos secos en su versión entera y seca, la miel (por riesgo de bolutismo), los alimentos con forma redondeada (uvas, arándanos, aceitunas, guisantes, cerezas, salchichas cortadas en rodajas, etc.), la manzana y la zanahoria cruda (se han reportado varios casos de atragantamientos con estos alimentos duros), las palomitas de maíz, entre otros.

No añadas sal a los alimentos

La sal está desaconsejada en niños menores de un año. Por lo tanto, no añadas sal a las preparaciones. Así además permitirás que tu bebé perciba los sabores naturales.

Si la preparación de la comida es también para el resto de la familia, puedes cocinar sin sal y que cada uno la añada a gusto en su plato.

El azúcar tampoco está recomendado antes de los 12 meses

Por salud, el azúcar añadido y refinado NO debería estar nunca en la dieta diaria de ningún niño.

Además, un bebé se acostumbra muy fácilmente a los sabores azucarados, y es probable que si desde pequeño toma azúcar, comience a rechazar alimentos como verduras, legumbres, pescados, etc.

Olvida los lácteos por ahora

Tampoco están recomendados los alimentos lácteos (leche, yogur, queso, mantequilla… hasta los 12 meses de edad, debido a que son muy difíciles de digerir, causan muchos gases e hinchazón, y muchos bebés son intolerantes a la lactosa (intolerancia que se suele resolver pasado el año o los dos años de vida).

Introduce lo antes posible alimentos alergénicos

Se ha comprobado que cuanto antes se introduzcan los alimentos con potencial alergénico más se reducen las posibilidades de generar alergias a ellos.

Así que no esperes para introducir el huevo, el pescado, el gluten, los mariscos o los frutos secos (en versión mantequilla).

Evita los purés los primeros meses

Uno de los principios básicos del BLW es que el bebé se alimente por sí solo sin ayuda. Un puré precisa de cuchara, y el bebé de 6 meses difícilmente podrá coger una cuchara y llevársela a la boca sin tirar todo por el camino.

Además, el puré no se tiene que masticar, y justamente esa es la habilidad que queremos que desarrollen desde el principio.

Prioriza los alimentos más nutritivos

Teniendo en cuenta que, al principio, las primeras semanas (incluso meses) tu bebé comerá muy poquita cantidad (recuerda que hasta los 12 meses su alimento principal es la leche materna y/o fórmula) es necesario priorizar los alimentos altamente nutritivos y naturales, como verduras, frutas, legumbres, pescados, carnes…

Por lo tanto, evita los ultraprocesados del estilo salchichas, embutidos, gusanitos, patatas fritas, postres azucarados, etc.

Ofrece siempre que puedas alimentos altos en hierro

Uno de los motivos de que se comience la alimentación complementaria a los 6 meses es que la “reserva” que traen de hierro (transferida durante el embarazo y el parto a través del cordón umbilical) empieza a acabarse.

La leche materna aporta muy poco hierro, y es por eso que tenemos que dar prioridad a los alimentos ricos en hierro para evitar una posible anemia.

Entre esos están el brócoli, las lentejas, las espinacas, las carnes rojas, el hígado, la quinoa, el trigo (las pastas y harinas suelen estar suplementadas con hierro), etc.

¡TIP! Para mejorar la absorción del hierro es bueno acompañar el alimento con otro que aporte vitamina C (tomate, naranja, limón…) y evitar la leche antes y después de comer (ya que inhibe la absorción del hierro).

Cocina al vapor

Esta es una recomendación interesante ya que cocinando al vapor conservamos mejor los nutrientes que si lo hacemos con otro tipo de cocción, especialmente si son verduras.

Añade aceite de oliva o linaza

Añade a los alimentos un chorrito de aceite de oliva o de linaza. Así aumentarás la carga calórica (especialmente si son verduras), le dará más sabor y tendrá un buen aporte de grasas saludables (muy importantes para su desarrollo).

En vez de ofrecer comida en cantidad, ofrece comida más veces al día en porciones pequeñas

El estómago de tu bebé sigue siendo muy pequeño, y podrá comer pocas cantidades. Si ya lleváis un buen ritmo con el BLW, empieza a ofrecerle más veces al día en pequeñas cantidades.

En todo caso, cada bebé es diferente y también los hay muy glotones. Según lo vayas conociendo en esta nueva faceta, sabrás qué necesita.

Empieza ofreciendo alimentos en la hora de la comida.

Esto es solo una recomendación en base a mi experiencia personal, pero esto dependerá de cada familia.

Yo comencé ofreciendo la comida principal/almuerzo. Cuando ya habíamos introducido algunos alimentos y veía que mi bebé estaba muy interesado, empecé a ofrecerle también en la cena. Y finalmente en el desayuno y en la merienda.

Es interesante que cuando ofrezcamos la comida, los demás miembros de la familia también estén comiendo. Eso animará a tu bebé.

Y también que sea un momento lo más relajado posible. En nuestro caso, la cena es un peor momento porque estamos más cansados a esas alturas del día.

La regla de los 3 días

Es recomendable que cuando ofrecemos un alimento por primera vez, lo ofrezcamos durante dos o tres días seguidos, para detectar si hubiera algún tipo de reacción alérgica a ese alimento en concreto.

Se llama la “regla de los 3 días” porque si tu bebé ya lo ha probado durante 3 días y no vemos ninguna reacción, podemos dar por introducido ese alimento sin problemas.

En este sentido es bueno llevar un registro hasta que hayamos introducido todos los alimentos que tu hij@ va a consumir.

Ejemplos de alimentos para empezar: 

Patatas asadas o cocidas, zanahorias cocidas, aguacates, tomate, calabacín cocido, calabaza cocida, manzana asada, plátano, brócoli con unas gotitas de limón, espaguetis con un chorro de aceite, pimiento asado, carne muy blandita (y cortada de manera transversal a las fibras), merluza o salmón al vapor, arroz y/o quinoa muy pasada y machacada, legumbres muy cocidas y machacadas con limón, tortilla de huevo, mantequilla cacahuete, cocida… etc.)

Una vez introducidos varios alimentos puedes empezar a combinarlos: por ejemplo, espaguetis integrales son salsa de tomate acompañado de unos tronquitos de brócoli; o una merluza cocida al vapor con un poco de aguacate, y de postre unos gajos de naranja.

DESCARGA GRATIS EN PDF "GUÍA PARA CRIAR HIJOS SANOS Y FELICES
EN 3 PASOS"

Deja un comentario

diecinueve − trece =

También te puede interesar...

Nutrición
María Bonilla

Baby Led Weaning: 15 ventajas que debes conocer

«Mi hijo no quiere comer nada sólido y menos aún probar cosas nuevas. Con suerte se come alguna galleta…». Situaciones como esta se repiten muy a menudo. Afortunadamente ha llegado el Baby Led Weaning para salvarnos de estas situaciones

Leer Más >>
Nutrición
María Bonilla

¿Qué es el Baby Led Weaning?

Mi madre siempre cuenta que cuando uno de mis hermanos era bebé estuvo muy preocupada un tiempo porque no quería comer. Cada vez que le acercaa la cuchara él giraba la cabeza se negaba a abrir la boca

Leer Más >>
1
Hola! ¿En qué puedo ayudarte?