¿Por qué la lactancia debe ser EXCLUSIVA hasta los 6 meses?

Cuando estando embarazada comencé a investigar temas de lactancia materna (de los que no tenía ni la más mínima idea), lo primero que me quedó claro es que la OMS y la inmensa mayoría de las Asociaciones de Pediatría, afirman que la lactancia debe ser EXCLUSIVA hasta los 6 meses.

Pero en pocos sitios te explicaban el porqué.

A mí siempre me ha gustado escuchar y tratar de entender el porqué de las cosas. Creo que es la mejor forma de hacer tuya una decisión: saber por qué la estás tomando, qué la respalda y qué valores y principios la promueven.

El “porque lo digo yo” o “lo dice mi primo que es médico” o “lo leí en no sé qué revista” o incluso “porque lo dice la OMS”, no me sirve de mucho… Hasta que no soy yo la que lee y reflexiona los argumentos que hay detrás, no soy capaz de adherirme completamente a esa idea.

Por supuesto no puedo hacer esto con todo lo que me rodea, pero sí con lo que considero importante. Como en este caso era la alimentación de mi bebé.

Y porque justo es lo que perseguimos en este blog: una ma/paternidad empoderada, con conocimientos y argumentos para tomar decisiones y defenderlas.

lactancia exclusiva

¿Se sigue realmente la recomendación?

Me llama la atención de que, a pesar de que la recomendación está súper difundida, siguen habiendo ma/padres que me cuentan que a los 2 meses ya le daban agua, a los 4 zumitos y a los 5 purés. No faltan tampoco los que dan infusiones (aguas de hierbas) o agua cocida a los recién nacidos por diversos motivos, todos ellos mitos.

Cuando mi hija nació a los tres días presentó ictericia fisiológica (cuando se les pone la piel amarilla). Ciertas personas de mi entorno familiar me insistieron (algunos hasta el cansancio) en que le diéramos agua para que se le pasara. Decidimos incluso decirles que sí, que le estábamos dando agua, solo para nos dejaran en paz con el tema.

Los mitos o conocimientos superados se heredan. Los consejos que te pueda dar alguien que crió hace varios años atrás y que no se ha vuelto a actualizar hay que cogerlos con pinzas.

Incluso si vienen de profesionales. Por desgracia hay muchíííísimos que no están actualizados. Hasta los más jóvenes pueden venir de escuelas muy tradicionales y no tener ni pajolera idea de las nuevas recomendaciones. Hace poco en un grupo de lactancia a los que pertenezco reportaron a un pediatra sudamericano de edad media (no recuerdo de qué país exactamente) muy activo en redes sociales que hacía recomendaciones para echarse a llorar.

Por eso mucho OJO. Trata siempre de buscar otras opiniones, de contrastar, y si es posible, ir a la fuente original.

Todos sabemos que hay buenas intenciones detrás de esos consejos, pero eres tú finalmente el que toma las riendas de la situación y no debe dar el brazo a torcer si estás seguro de la decisión.

lactancia OMS

¿Qué quiere decir lactancia exclusiva?

Parece que esto a veces no queda muy claro.

Lactancia exclusiva quiere decir que el bebé no debe ingerir absolutamente nada más que LECHE MATERNA. Ni agua, ni zumos, ni leches vegetales o animales, ni ningún otro tipo de alimento. SOLO SU LECHE. Y debe ser así durante 6 meses en caso de un bebé sano nacido a término.

¿Y qué pasa con los bebés alimentados con leche artificial?

La recomendación de la OMS y diversas asociaciones de pediatría es mantener la lactancia MATERNA exclusiva hasta los 6 meses. O sea, el ideal es que el bebé no pruebe otra leche diferente a la de su madre durante los primeros meses de vida.

Sin embargo la realidad es que hay muchos bebés alimentados con leches adaptadas. Algunos por casos de hipogalactias reales (dificultad en la producción de leche), y la mayoría por lactancias fracasadas debido a malos procedimientos en los hospitales, poca información y apoyo de las madres, etc.

De todos modos, si tu bebé toma biberón por el motivo que sea, es recomendable igualmente esperar a los 6 meses porque será entonces cuando tu bebé estará preparado a nivel neurológico y motor para enfrentarse a los alimentos.

¿Por qué es tan importante que sea hasta los 6 meses?

Las recomendaciones sobre el momento en el que introducir alimentos diferentes a la leche materna han ido variando a lo largo del tiempo.

En mayo de 2001 se llevó a cabo la 54° Asamblea Mundial de la Salud. El grupo de expertos allí reunido hizo una revisión sistemática de la evidencia científica existente y concluyó que la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses proporciona numerosos beneficios al bebé y a la madre.

Desde ese momento la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses se convirtió en una recomendación mundial de salud pública.

Entre esos beneficios podemos encontrar:

1. La leche materna es el alimento perfecto para el bebé, diseñada especialmente para él. Hasta los 6 meses el aporte nutricional en relación con sus necesidades es completo. También le aporta el agua necesaria: la leche materna madura tiene un 88% de agua en su composición. Por eso NO es necesario dar agua a los bebés menores de 6 meses.

2. La leche materna posee una gran cantidad de células vivas (tanto leucocitos como microbiota) que ayudan a desarrollar el sistema inmunitario del bebé, muy inmaduro al nacer. Esta maduración se alcanza aproximadamente a los dos años. Por eso se recomienda continuar la lactancia mínimo hasta esa edad.

Las leches adaptadas NO tienen células vivas y por lo tanto no contribuyen al desarrollo inmunológico del bebé.

3. Algunos estudios han señalado que la lactancia materna exclusiva ayuda a mejorar el desarrollo psicomotor del bebé. Sin embargo hacen falta más estudios que lo corroboren.

4. Se ha demostrado que la lactancia materna exclusiva protege contra enfermedades gastrointestinales (aquí tienes un estudio) y respiratorias.

estudios sobre lactancia

A esto debemos añadir los siguientes argumentos a favor de la exclusividad de la lactancia hasta los 6 meses:

1. Si el bebé ingiere otros alimentos o líquidos se empezarán a reducir las tomas de leche materna, con lo cual no se estarán aprovechando en su totalidad sus beneficios, y se estará perdiendo calidad nutricional. Además, la reducción de tomas supondrá también una reducción en la producción de la leche, pudiendo provocar un destete temprano.

2. Entre los 4 y 6 meses el bebé alcanza la madurez gastrointestinal y renal que le permite asimilar y metabolizar de manera adecuada los nutrientes de otros alimentos. La Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica afirma que el bebé está preparado para recibir otros alimentos diferentes a la leche a partir de la semana 17 (empezando el quinto mes).

Sin embargo no se ha demostrado que exista ningún beneficio por adelantar la introducción de la AC a los 4 meses. En cambio si los hay si se extiende la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses.

3. Hasta los 6 meses el bebé no presenta la suficiente madurez neurológica y motora para poder enfrentarse a la introducción de alimentos diferentes a la leche materna de manera segura: tragar correctamente, sentarse sin ayuda y de manera erguida, coordinación de mano-ojo.boca para agarrar los alimentos y llevárselos a la boca por sí mismo, etc.).

Además suele ser a esta edad cuando el bebé empieza a mostrar interés por la comida. Pareciese que está todo predispuesto para que este sea el inicio natural de la alimentación complementaria.

4. Hasta los 6 meses el bebé recibe todos los nutrientes necesarios a través de la leche materna. Pero a partir de esa edad empiezan a haber mayores requerimientos nutricionales que la leche por sí sola no podrá entregar. Especialmente el suficiente aporte de hierro.

Por ello es que a partir de los 6 meses se debe empezar a ofrecer comida al bebé, poniendo especial énfasis en los alimentos ricos en hierro. Aun así, la leche materna seguirá suponiendo su mayor aporte nutricional durante varios meses más.

lactancia artificial

¿Entonces le puede pasar algo a mi bebé si le he dado otros alimentos antes de los 6 meses?

A nivel gastrointestinal el bebé es capaz de asimilar otros alimentos a partir de la semana 17 (empezando el quinto mes), con lo cual no sería extremadamente grave si empezaste a esta edad. De hecho en algunos pocos países siguen recomendando oficialmente comenzar la AC a los 4-5 meses. Sin embargo estarías perdiendo todos los beneficios nombrados anteriormente.

Sí es grave dar alimentos diferentes a la leche a bebés que aún no tienen los 4 meses. Los riesgos incluyen atragantamientos, mayor probabilidad de infecciones gastrointestinales y respiratorias, destete precoz, mayor posibilidad de desarrollar alergias, obesidad, etc.

¿Y tengo que empezar obligatoriamente a esa edad o puedo esperar un poco más?

La Asociación Española de Pediatría, en sus recomendaciones de 2018, dice que no pasa nada si se atrasa un poco la AC en los casos en que el bebé no muestra interés por la comida y la madre está con él todo el tiempo, disponible para amamantar… pero nunca más allá de los 7 meses.

Si no se incorporan nuevos alimentos antes de los 7 meses existen riesgos de carencias nutricionales (hierro y zinc sobre todo), mayor probabilidad de presentar alergias o intolerancias, poca tolerancia a los sólidos, etc.

En resumen, lo ideal es no ofrecer ningún alimento diferente a la leche materna hasta que tu bebé cumpla los 6 meses aproximadamente para aprovechar al máximo sus beneficios, y porque es a esta edad cuando estará naturalmente preparado para ello.

lactancia mixta

Mi opinión personal

Hay personas que a veces se toman las recomendaciones al pie de la letra y esperan hasta el día exacto en que el bebé cumple los 6 meses para empezar con la alimentación complementaria. Lo cierto es que las recomendaciones son orientaciones aproximadas y no pasa nada si decides empezar unos días antes o después de que cumpla los 6 meses. Lo realmente importante es detectar si tu bebé está preparado y ha adquirido la madurez necesaria para ello.

En nuestro caso, mi hija se sentaba sola con 5 meses y medio, era capaz de llevarse objetos a la boca y tenía mucho interés por la comida. Así que decidimos empezar la AC (aplicando el BLW, del que te hablo aquí) cuando le faltaban 5 días para cumplir los 6 meses. Y aun así fue un proceso largo de adaptación. Comía muy muy muy poca cantidad. Yo diría que no empezó a “comer de verdad” hasta los 9 o 10 meses. Mientras tanto continuamos la lactancia a demanda como siempre.

Obviamente siempre pensé en seguir la recomendación, pero cuando observé que mi hija estaba preparada me pareció más razonable aprovechar su interés en vez de esperar una semana a que tuviera efectivamente los 6 meses cumplidos. Al fin y al cabo esto no son matemáticas.

¿Y tú? ¿A qué edad empezaste a darle otros alimentos a tu bebé? ¿te dieron recomendaciones actualizadas? ¡Cuéntanos tus experiencias en los comentarios, estaremos encantados de leerte! 

Si te ha gustado el post aquí tienes los botones para compartirlo. Y si no quieres perderte las novedades, regalos y ofertas especiales que ofrecemos… aprovecha y ¡¡SUSCRÍBETE AHORA!!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SUSCRÍBETE

No te pierdas las novedades, regalos y ofertas especiales para nuestros suscriptores

La responsable de esta web es María Bonilla, cuya finalidad es el envío de información y formación en crianza e infancia, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario. El destinatario de tus datos (la herramienta que usamos) es Mailchimp,  y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación o supresión de tus datos (ver la política de privacidad).

Deja un comentario

5 × 2 =

También te puede interesar...