bebé 4 meses no duerme

Mi bebé de 4 meses no duerme

El sueño de los hijos es una de las cosas que trae de cabeza a miles de padres. Existen cientos de “gurús” que juran tener la solución para que nuestros hij@s duerman de un tirón, 12 horas, y caigan rendidos en cuanto los metes en la cama. Pero siento decirte que la cosa no funciona así. Los bebés y niñ@s no son robots que podamos programar según nos convenga.

Es por ello que las últimas décadas el sueño ha sido objeto de estudio científico. Y desde esas investigaciones se ha descubierto que el sueño es evolutivo (es decir, evoluciona según vamos creciendo), sigue un patrón bastante parecido en los seres humanos y tiene una arquitectura intrínseca en la que se alternan periodos de sueño profundo, sueño ligero y despertares (simplificando mucho).

El recién nacido tiene una arquitectura del sueño diferente a la del bebé de 3 meses. Pero cuando se produce un cambio realmente significativo es entre los 4 y los 7 meses. Y créeme que lo estoy comprobando.

Mi peque tiene cuatro meses y medio. Y casi de un día para otro hemos notado que ya no se queda dormido en cuanto toma teta. Cuesta bastante que concilie el sueño. Tiene periodos de vigilia mucho más largos, y por la noche tiene más despertares (o al menos se hacen notar más) que antes. A veces parece que “pelea” porque no quiere dormir.

En este periodo el sueño comienza parecerse cada vez más al del adulto que será. Su arquitectura del sueño nocturno está más definida: un primer ciclo largo de entre 3 y 5 horas de duración y ciclos cortos de 45-90 minutos el resto de la noche, con despertares entre ellos.

Tener despertares durante la noche es lo normal. Forma parte de nuestro ancestral sistema de vigilancia para asegurar la supervivencia (en este post hablo de ello). Los adultos también los tenemos, pero nos volvemos a dormir inmediatamente y al despertar no nos acordamos. Por eso, pretender que el bebé duerma “del tirón” es físicamente imposible. Aquellos que te prometen la fórmula para que tu bebé “duerma bien” y para ello tienes que dejarlo solo en su cuarto llorando, lo que en realidad consiguen es que tu hijo/a no te reclame cuando se despierte. Porque despertar, se despertará. Lo que sí se puede lograr de una manera respetuosa es que esos despertares sean breves y el bebé se vuelva a dormir sin llegar a desvelarse.

En mi caso los grandes aliados son el colecho y la lactancia: dormimos juntos, en cuanto despierta le doy la teta y normalmente vuelve a conciliar el sueño. Es cierto que ahora le cuesta más, pero es un periodo de adaptación que debemos pasar. Y un pequeño consejo: intenta irte a dotmir a la vez que tu bebé por las noches, para así aprovechar el ciclo de sueño más largo.

Saber todo esto nos ha permitido estar preparados y empoderados ante estas situaciones de cambio que nos pueden desconcertar. Si tu bebé tiene entre 4 y 7 meses y está pasando por un periodo así, no te preocupes. Es sano, normal y natural. Sobre todo, no caigas en la tentación de recurrir a esos métodos “milagrosos” en los que hay que dejar solo al bebé, llorando y cosas por el estilo.

Si quieres saber qué hacer para lograr descansar mejor te recomiendo la lectura de cualquiera de estos dos libros: “Dormir sin lágrimas” de Rosa Jové, y “¡Dulces sueños!” de María Berrozpe, dos grandes expertas en sueño infantil.

Si te ha gustado el post aquí tienes los botones para poder compartirlo. Y si no quieres perderte las novedades, regalos y ofertas especiales que ofrecemos… ¡¡aprovecha y SUSCRÍBETE AHORA!!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SUSCRÍBETE

Recibirás un regalo y serás el primero en conocer las novedades y ofertas especiales para suscriptores

La responsable de esta web es María Bonilla, cuya finalidad es el envío de información y formación en crianza e infancia, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario. El destinatario de tus datos (la herramienta que usamos) es Mailchimp y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación o supresión de tus datos (ver la política de privacidad).

Deja un comentario

once + cuatro =

También te puede interesar...

sueño infantil
Sueño infantil
María Bonilla

¿Dormirías tranquilo en medio de la selva?

Dejar al bebé solo en su habitación para que duerma es tan absurdo como pretender que tú pudieras dormir tranquilo en medio de una selva. ¿Qué siente realmente el bebé cuando lo dejamos solo, y especialmente de noche? En este post te lo contamos

Leer Más >>
Sueño infantil
María Bonilla

¿Por qué mi bebé se despierta llorando?

¿Te ha pasado que tu bebé está plácidamente dormido y de repente… ¡buaaaa!… se despierta llorando desconsoladamente? ¿O que no se calma hasta que lo tomas en brazos o le das pecho?

Leer Más >>